Beneficios y Efectos Negativos

Las drogas depresoras, ralentizan el sistema nervioso central. Por eso, por sus propiedades hipnóticas-sedantes-ansiolíticas, se usan para aliviar la ansiedad y el insomnio. Además, muchas de estas drogas benzodiacepínicas y los denominados tranquilizantes se emplean también como relajantes musculares o para aliviar espasmos musculares. Otros usos extensivos de estas drogas, se encuadran en el tratamiento de algunos síntomas de la abstinencia de alcohol, en el tratamiento del pánico o de ciertos ataques convulsivos como la epilepsia.

Las benzodiacepinas como drogas de fácil utilización, actúan rápidamente y son más seguras que los barbitúricos, por lo que han sustituido a estos últimos y son la medicación preferida para la mayoría de desórdenes de ansiedad.
En este sentido, el consumidor y su entorno deben saber que el consumo prolongado de benzodiacepinas tiene efectos negativos sobre la memoria, la concentración, el patrón de sueño, el estado de ánimo y la agilidad mental entre otros, y además recientemente se ha asociado el consumo prolongado con el desarrollo de algunos tipos de demencia.

Es frecuente que mientras consuma benzodiacepinas no sea del todo consciente de que está sufriendo estos efectos negativos, pero si inicia un proceso de retirada, verá cómo pasado un tiempo comienza a recuperar progresivamente esas funciones que estaban alteradas, lo cual le hará sentirse mejor y además le motivará a continuar en el proceso hasta el abandono total del consumo.

Por tanto, si consume benzodiacepinas desde hace meses y sin control médico le animamos a que abandone su consumo ya que mejorará sin duda su salud y su bienestar.

El Abuso de Drogas

El hecho de que su prescripción esté tan extendida y que sea fácil conseguirlas ha propiciado que las benzodiacepinas y los tranquilizantes hayan ingresado en la escena de las drogas de abuso. Las benzodiacepinas, en este contexto, son consumidas de forma ilícita y en dosis altas por un gran número de poliadictos en todo el mundo, desencadenando efectos nuevos y peligrosos que no eran imaginados cuando las benzodiacepinas se introdujeron en la medicina, hace cincuenta años, como una panacea.

¿Qué son los Síntomas de Abstinencia? ¿Por qué Aparecen?

Los síntomas pueden oscilar desde insomnio de rebote y algo de ansiedad o intranquilidad, hasta la aparición de movimientos musculares involuntarios, fotofobia, palpitaciones, alucinaciones, delirio y convulsiones.

¿Es Normal que Aparezcan Síntomas Durante la Retirada Gradual?

En una estrategia de retirada gradual adecuada y para un gran número de casos no tienen por qué aparecer síntomas de abstinencia, pero si aparecieran debe saber que es totalmente normal. Generalmente serán síntomas leves, como cierta intranquilidad, ansiedad, e insomnio, ante esta situación no pierda la calma y espere, ya que seguramente estos síntomas desaparezcan en unos días. De no ser así, vuelva al nivel previo de consumo y consulte con un centro de desintoxicación especializado.

En cualquier caso si aparecen síntomas utilice mientras estrategias no farmacológicas para controlar los síntomas de abstinencia, como por ejemplo técnicas de relajación para la ansiedad y la intranquilidad, medidas de higiene del sueño para el insomnio, y si aun así los síntomas persisten le recomendamos consulte con una clínica de desintoxicación especializada.

Generalmente, el síndrome de abstinencia de una droga es el espejo de sus efectos primarios y por tanto, los síntomas de la abstinencia de las benzodiacepinas son los opuestos a los efectos de estas sustancias. La única excepción es que la propiedad de producir amnesia que tienen las benzodiacepinas no produce el efecto opuesto (una mayor memoria) durante el síndrome de abstinencia, sino que por el contrario la abstinencia de benzodiacepinas cursa con un aumento del deterioro de la memoria y del funcionamiento cognitivo.

La gravedad y duración del síndrome de abstinencia de benzodiacepinas depende de la droga consumida, el patrón de uso, la dosis y la duración del consumo, las características de cada persona y del consumo de otras medicaciones. En general, el síndrome de abstinencia de benzodiacepinas se divide en abstinencia de dosis bajas y abstinencia de dosis altas.

Síndrome de abstinencia de dosis bajas: la dependencia física puede ocurrir con dosis bajas de benzodiacepinas. El tiempo de consumo necesario para producir síntomas de abstinencia es variable, y puede resultar difícil distinguir entre abstinencia y retorno de los síntomas preexistentes por los que se comenzó a usar benzodiacepinas. En pacientes que han consumido benzodiacepinas durante un largo tiempo a niveles terapéuticos, el síndrome de abstinencia puede ser bastante prolongado, pero no implica, normalmente, convulsiones u otros síntomas muy graves.

  • Leve: falta de apetito, ansiedad leve.
  • Moderada: ansiedad, nerviosismo, irritabilidad, pánico, temblores, sudoración, palpitaciones, disestesias, síndrome similar a gripe, alteraciones de la memoria.
  • Grave: convulsiones, delirios, alucinosis.

Por Dónde Empezar para Dejar las Drogas Benzodiacepínicas

  • Debe saber que es posible dejar las benzodiacepinas, muchas personas lo han conseguido.
  • Dejar las benzodiacepinas será muy beneficioso para usted y le evitará problemas de salud, personales, e incluso laborales.
  • Es fundamental que esté motivado y decidido a intentarlo.
  • Le recomendamos que lo intente en un momento de cierta tranquilidad en su vida.
  • En ocasiones es de ayuda compartir su decisión de dejar las benzodiacepinas con alguien de su confianza y que le servirá de apoyo durante el proceso.
  • Aunque cada caso es diferente y no hay una pauta única para dejar las benzodiacepinas, a continuación le daremos unas recomendaciones que le ayudarán a lograrlo con éxito.

Retirada Gradual de Benzodiacepinas

Para dejar las benzodiacepinas se recomienda seguir un plan de retirada gradual, esto reducirá la probabilidad de aparición de síntomas de abstinencia o disminuirá su intensidad y duración en caso de que aparezcan, lo cual le facilitará continuar el proceso de retirada hasta el abandono total del consumo.

¿Cómo Disminuir la Dosis de Forma Gradual?

Aunque cada caso es diferente, por lo general, la pauta de retirada gradual consiste en disminuir la dosis diaria total de benzodiacepina entre un 10% y un 25% y mantener esta dosis diaria reducida durante 1-3 semanas hasta la siguiente reducción de dosis y así sucesivamente hasta el cese total del consumo.

Es aconsejable comenzar con una reducción de dosis pequeña como por ejemplo del 10% de la dosis diaria total y en función de la aparición o no de síntomas de retirada y su intensidad vaya estableciendo su propia pauta de retirada gradual.

¿Se Retiran Todas las Benzodiacepinas de la Misma Manera?

Se pueden distinguir benzodiacepinas de vida media ultracorta como midazolam (Dormicum®) y triazolam (Halcion®), corta como alprazolam (Trankimazin®), lorazepam (Idalprem®) y lormetazepam (Noctamid®), intermedia como bromazepam (Lexatin®”) y flunitrazepam (Rohipnol®) o larga como diazepam (Valium®), flurazepam (Dormodor®), clorazepato de dipotasio (Tranxilium®) y clonazepam (Rivotril®), esto hace referencia al tiempo que tarda en reducirse la cantidad de benzodiacepina en la sangre, si la reducción es muy rápida (es el caso de las de vida media ultracorta y corta) menos tiempo tendrá el organismo para adaptarse siendo por tanto más probable la aparición de síntomas de abstinencia. Es por esto que en los casos de retirada de benzodiacepinas de vida media ultracorta, corta, y algunas de intermedia, se recomienda su sustitución por una de vida media larga como el diazepam y posterior reducción gradual de dosis de diazepam hasta su retirada total.

¿En Qué Casos se Recomienda la Sustitución por Diazepam y Posterior Retirada Gradual del Diazepam?

En casos de consumo benzodiacepinas de vida media ultracorta, corta y algunas de intermedia y en casos de consumo benzodiacepinas que no permiten pequeñas reducciones de dosis debido a las presentaciones farmacéuticas disponibles (alprazolam, lormetazepam) se recomienda sustituir de forma gradual en torno a un 10% de la dosis diaria total de la benzodiacepina actual por su dosis equivalente de diazepam (ver la tabla a continuación), mantener esa pauta durante 1-2 semanas hasta la siguiente sustitución del 10% por la dosis equivalente de diazepam, y una vez se haya sustituido completamente por diazepam aplicar entonces una pauta de retirada gradual del diazepam.

EJEMPLOS DE DOSIS EQUIVALENTES

1 mg de lorazepam —equivale a— 10 mg de diazepam

1 mg de alprazolam —equivale a— 20 mg de diazepam

1 mg de lormetazepam —equivale a— 10 mg de diazepam

3 mg de bromazepam —equivale a— 5 mg de diazepam

1 mg de clonazepam —equivale a— 20 mg de diazepam

¿Cuánto Puede Durar el Proceso?

Le recomendamos que con las pautas que le hemos indicado vaya estableciendo usted mismo el ritmo de retirada en función de cómo se encuentre durante el proceso. No tenga prisa, se sabe que da mejores resultados hacer una retirada gradual muy lenta que hacerla demasiado deprisa. En general, el proceso de retirada gradual hasta el abandono total del consumo puede durar desde 4-6 semanas hasta 6-12 meses o más, dependiendo del caso.

En definitiva, el síndrome de abstinencia es un obstáculo fundamental para la recuperación de la adicción a las drogas benzodiacepínicas. Pero la desintoxicación sin síndrome de abstinencia es posible. El síndrome de abstinencia de las benzodiacepinas no es un comienzo ineludible de todo tratamiento para dejar las drogas, sino que por el contrario, puede ser evitado con una específica intervención y un tratamiento especializado para dejar las drogas.

Para evitar el síndrome de abstinencia, es necesario recuperar las funciones cerebrales que han resultado dañadas por la adicción a las benzodiacepinas. Pero esto no es posible con una desintoxicación ‘tradicional’. Las neuronas deben ser recuperadas con una intervención farmacológica que permita que el paciente no sufra ni síntomas de abstinencia ni ansia de consumo, al dejar las drogas, y que más allá de este procedimiento, permita también una recuperación de procesos cognitivos y afectivos que habían sido dañados, como la retención, la capacidad para leer, la conciencia o la serenidad.

¿Cuándo Acudir a un Centro de Desintoxicación Especializado?

Le recomendamos acudir a un centro de desintoxicación especializado en los siguientes casos:

  • Tiene alguna enfermedad diagnosticada y/o toma medicamentos.
  • Si consume alcohol u otras sustancias adictivas.
  • Si durante el proceso de retirada gradual presenta síntomas de abstinencia graves como por ejemplo palpitaciones, alucinaciones, delirio, ansiedad muy intensa, depresión importante del estado de ánimo, insomnio persistente.

Conclusiones

  • Si sigue una pauta de retirada adecuada y está motivado logrará con éxito dejar las benzodiacepinas.
  • Nunca suspenda de formar brusca el consumo de benzodiacepinas.
  • Siga una pauta de reducción gradual de la dosis, y si toma una benzodiacepina de las llamadas de vida media corta (también llamadas de acción corta) siga una pauta de sustitución progresiva por diazepam y posterior reducción de la dosis de diazepam hasta la retirada total.
  • Siguiendo una pauta de retirada gradual adecuada no tienen por qué aparecer síntomas de abstinencia. Pero si aparecieran síntomas de abstinencia como ansiedad, intranquilidad, insomnio, cambio en el estado de ánimo, debe saber que es normal y que probablemente desaparecerán en unos días (en el plazo de 1-2 semanas), si no desaparecen en ese plazo puede continuar con esa dosis durante más tiempo antes de pasar al siguiente nivel de dosis pero evite siempre que sea posible volver al anterior nivel de dosis.
  • No tenga prisa, siempre es preferible hacer una retirada gradual muy lenta que hacerla demasiado deprisa.
  • No se frustre si no lo logra en el primer intento, más adelante vuelva a intentarlo o consulte con una clínica de desintoxicación especializada.
  • Dejar las benzodiacepinas será muy beneficioso para su salud y bienestar.

Más Información Sobre Como Dejar las Drogas, la Abstinencia a las Drogas Benzodiacepínicas y Tranquilizantes

NIH – Primeros auxilios en caso de drogadicción

TAVAD como dejar las drogas: especialistas en desintoxicación y tratamientos contra la cocaina, alcohol, heroína y benzodiacepinas

Tratamiento contra la adiccion a las drogas benzodiacepinicas (Tranquilizantes)

Desintoxicacion de las drogas benzodiacepinicas (Tranquilizantes)

Instituto Nacional de Sanidad de EE.UU. – Información sobre drogas

Plan Nacional Sobre Drogas – Observatorio Español de la Droga y las Toxicomanías